02F9A2C56F1FA3FD48EF501EDDFCFE56
Baní es la capital de la provincia Peravia de la República Dominicana. Limita al norte con José de Ocoa, al sur con el Mar Caribe, al este con San Cristóbal y al oeste con Azua. Baní fue fundada el 3 de marzo de 1664 por el español Manuel de Azlor y Urries. En 1764 fue oficializada su condición de villa. En el 2005 fue nombrada “Capital del mango”.
 
Baní, ciudad de los poetas, lleva ese nombre en honor al cacique de mismo nombre, subalterno de Caonabo de quien se dice que tenía una clara inteligencia. Juan de Castellanos al referirse a él, comenta: “Baní, varón astuto Capitán General de toda la tierra de Caonabo.” En taíno, Baní significa abundancia de agua.
.
Esta laboriosa comunidad que perteneció al Cacicazgo de Maguana se localiza a 66 kilómetros de Santo Domingo. Ahí nació el 18 de noviembre del 1836 el Generalísimo Máximo Gómez, el dominicano que más se admira y venera en la tierra de José Martí porque hizo suya la causa de la libertad e independencia de Cuba.
.
 
Hay falta de vegetación dado que condiciones climáticas de Bali evitan que llueva en esta zona. Por tanto esta carencia hace que tenga poca agua potable en esta región. Es un contraste muy grande con el Cibao. En la entrada de Sombrero existe un bello monumento donado con mucha dignidad y orgullo pero un poco desolado y con falta de gramas alrededor. Bani tiene un parque en el que los muchachos juegan al baloncesto hasta que se va la luz… y otros” tiran en la rigola con ese cuerpo caliente”… Después del parque, lleve a mi niña a dar se una fria al legendario Leon Rojo con sus tios Yodernis, Juan Luis y Tio freddy. (pero Ffreddy emprezo a cantar como un gallo y me la espantó).
.
Es legendario en Bali el DR. Manuel Lico. asombran los reconocimientos nacionales y locales que muestran su grandeza colgados en su rama!! Que grande fue este hombre.
 

 
Todos debiéramos aspirar a ser un Manuel Lico o un Dario!!!! Dicen los ciudadanos de Bani. Tiene también un Centro Tecnológico en el hermoso parque de los Guayacanes. El ayuntamiento esta finalizando un proyecto de remodelación de este parque, añadiendo un sistema de desagüe al igual que añadirle piedras alrededor de la rigola.
 
Nada que envidiarle a cualquier parque en el extranjero. Muy bien por el Ayuntamiento por darle importancia a la historia de su ciudad.
.
El Club está cerrado y con la luz cortada, pero puedes recorrer los barrios de Mama Gina ye del camino a la playa. El cuartel de la policía, el ementerio y otro de los parques el de Softball La Chercha. …
 
La ciudad tiene un montón de jóvenes haciendo cursos de ordenadores y las niñas estudian secretariado.. El Pozo pintado y decorado con elementos culturales del campo de esta región.
 
 
La Iglesia en la que no caben todos los nuevos cristianos… y la funeraria, que tiene ahora un letrero que la identifica también como Centro Comunal .
.
En fin en esta descripción rápida y dada por una antigua nativa de Bali… es una manera curiosa de conocer esta población, por lo que agradezco a la dominicana que dejó escrito este artículo del que rescaté algunas de sus frases para dar con vosotros este paseo por Baní.
 
 
Otra de las zonas conocidas de esta región, son Las Salinas de Baní , los trabajadores son principalmente haitianos, y su jornada consiste en extraer la sal desde el fondo de la piscina y acarrearla hasta unos pequeños vagones, por lo cual reciben aproximadamente 7 dólares diarios. Se estima que en República Dominicana viven 1 millón de haitianos, la inmensa mayoría de forma ilegal.
 
Salinas, el oasis en el desierto
Se trata de una de las escapadas favoritas de los capitaleños con espíritu aventurero y alma hippie, aunque sea a los mandos de una yipeta
.
El nombre, Playa Salinas: el apellido, de Baní. Con preposición, como las señoras de la “high”. Se trata sin duda de una de las perlas del sur: playa y vistas, una dupla bendecida por una brisa que amortigua el efecto casi eterno del sol. Porque nunca llueve.
 
Lo dice un lugareño y lo certifica un visitante asiduo.”Aquí no cae una gota. Cuando ustedes tienen lluvia en la capital o en las playas del Este, aquí estamos al sol”. Como lagartos.
.
 
No por casualidad hay dos especies endémicas de esta especie en la zona…aunque la relación causa-efecto la vamos a dejar en el terreno del oportunismo narrativo. Vamos, que la gente de Bureo no anda sentando cátedra con tamaña afirmación.
.
En fin, a lo que íbamos. Realmente es raro es el día que amanece nublado en Salinas, ni siquiera es frecuente que el astro rey se deje pisar momentáneamente la vista por cúmulos, cirros y nimbos. La brisa, que con frecuencia troca en viento, ha hecho además que el lugar sea de obligada peregrinación para los amantes de windsurf, y escena río de numerosas competiciones nacionales e internacionales de este deporte.
.
Todo el paquete se oferta con una guinda: está a una hora escasa de Santo Domingo, hogar del 95% de sus visitantes.
.
La pregunta es obligada. ¿Qué hacer allá? La respuesta es muy obvia. Para quedarse en el fin de semana, la única opción desde hace quince años es Las Salinas Hotel. Un proyecto que no iba por ahí y acabó definiéndose como una de las mejores opciones hosteleras de toda la costa sur.

 
Jorge Doménech, propietario y fundador, cuenta la historia en una frase. “La idea era una casa de playa en la que compartir con amigos los fines de semana.
Aquello se convirtió en una rutina, la idea creció y acabamos construyendo el hotel. Ya llevamos quince años y somos los únicos en la zona, aunque hay varios proyectos en marcha”. Además de ser un refugio para los amantes de la playa y la tranquilidad, con especialización en familias y parejas, el hotel ha acabado siendo una referencia de ocio casual. En la zona del bar principal hay siempre un aroma bohemio burgués que matiza la música: jazz, blues… con conciertos en vivo al menos una vez al mes.

En el bar de playa, la cosa pinta en pop tropical y rock en español. Y también hay conciertos: casi todas las agrupaciones de rock dominicanas de cierta enjundia han pasado por allí.

 
Aparte del windsurf, la bahía -que baña en el extremo opuesto a otro paraíso terrenal, el Palmar de Ocoa- es un lugar apropiado para la vela y la pesca en lancha, otras dos aficiones en alza. Salinas Hotel dispone al efecto de una pequeña marina con servicios de gas, agua, electricidad y anclaje.

Por otro lado, el hotel estará prontamente conectado por carretera con las playas cercanas, gracias a una obra que en su día fue muy polémica y que hoy avanza a una velocidad más razonable, aunque nunca a la deseada por los habitantes del lugar y sus visitantes fijos. Junto a la carretera se pueden ver las impresionantes salinas de Punta Hermosa, todo un espectáculo de reflejos coloristas que alcanza su máxima expresión al atardecer. A esa hora, mágica para los fotógrafos y arrullo para almas sensibles en general, Salinas se convierte en una poesía en la que, como dicen los poetas naturales, lo de menos es la rima.
.
Para cerrar, un consejito goloso. En el viaje de retorno a la capital, la parada es obligatoria en la dulcería Las Marías, de Paya -seis kilómetros después de pasar Baní en dirección a Santo Domingo-, hogar predilecto de los dulces de leche con naranja, los cajuilitos, las delicias de guayaba y la leche de coco. Cojan ahí…
.
 
Os doy las señas por si quereis pasar: Salinas Hotel. con 45, habituaciones dobles y sencillas. Aire acondicionado y agua caliente. Servicios añadidos: Bar, restaurante (abierto al público), bar de playa, piscina y sala de TV.Marina y helipuerto.
Teléfonos 310-8141 y 246-8855.
.
Salinas Hotel es igualmente una referencia de paso o estadía para todos aquellos que vienen a visitar las famosas Dunas de Baní, situadas a escasos mil metros de la puerta del establecimiento. De 15 kilómetros de largo y 3 de ancho, las dunas son un paraje único en el caribe, junto a las del Uvito de San Pedro de Macorís -mucho más pequeñas y en los últimos años han sido objeto de ataques especulativos por parte de inversionistas interesados en la explotación turística e inmobiliaria de la zona.
.
 
Las dunas tienen más de 50,000 años de formación y atesoran vestigios ecológicos y culturales aún no descifrados.Entre la fauna destaca la mariposa monarca, una especie protegida en el mundo, y los lagartos leiocephalus y ameiva.
En la flora, los mangles rodean la zona, con especial interés en la especie botón. Además, la zona de clima seco estepario, con vegetación xerófila, es un aporte insólito a la ya de por sí variadisima oferta de ecosistemas presentes en suelo dominicano.
Las visitas deben ser guiadas y respetar una serie de normas de preservación. El área está protegida por el personal de la cercana base militar de Las Calderas.
.
Las arenas de estas dunas son finas y bien seleccionadas, ricas en cuarzo y feldespatos. Su alimentación procede de los sedimentos arrastrados por tres arroyos. Los sedimentos de estos cursos de agua son trabajados por las corrientes y el oleaje del mar Caribe. La altura máxima de las dunas alcanza 35 metros y se calcula que hay 117.4 millones de metros cúbicos de arenas azules.
.
Este comentario de las Salinas de Baní, está rescatado de un artículo de Verónica Sánchez / El Caribe . Espero lo hayais disfrutado, y os reserveis en vuestra agenda alguna fecha para pasear por este entorno tan especial del Caribe.
 
 
 
 
 
LEER  El Saltadero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: